En estos días se ha escuchado en demasía la palabra “huachicol” y “huachicolero”, debido al reciente robo de combustible en México y por consecuencia el desabasto de gasolina en gran parte de la república. Si tú eres de los que utilizan estas palabras o si tienes la curiosidad de saber de dónde proviene, te interesará la siguiente información.

 

La palabra huachicol tiene su origen en el latín, pero con el paso de los siglos al sustantivo se le añadió el sufijo “ero” quedando la palabra “huachicolero” y que fue adoptada en México para  hacer referencia a las personas que adulteraban el alcohol para incrementar sus ganancias. Actualmente se utiliza para señalar a  quienes roban combustible.

 

La palabra huachicol proviene del latín “aquatus” que significa aguado. En un principio “aquati” hacía referencia a una técnica pictórica durante el siglo XVI. Tiempo después esta palabra llegó a Francia donde se transformó en gouache sin perder el significado original.

Posteriormente el concepto de gouache llegó a México durante el siglo XIX. Aquí aludía a la pintura diluida en agua por lo que comenzó a utilizarse con la expresión “ala gouache”

Mientras tanto en esa época los vendedores de alcohol se dieron cuenta de que si rebajaban el tequila o el aguardiente y lo vendían al mismo precio de una buena bebida sus ganancias aumentarían. Debido a esto, comenzaron a fabricar las bebidas que hoy conocemos como adulteradas. Con el paso del tiempo los encargados de realizar y vender estas sustancias recibieron el nombre de “guachicoleros”

Tiempo después quienes comerciaban con combustibles imitaron dicha práctica. Fue así como comenzaron a diluir tanto la gasolina como el petróleo y así lo vendían. Finalmente este apodo fue otorgado a aquellos que de manera ilegal extraían la gasolina de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here