Low Carbon City inició una campaña para ayudar a cambiar los hábitos de las personas y mitigar el impacto del cambio climático, en la cual durante 30 días se descubrirá un nuevo reto que estará relacionado con temas como la energía, la alimentación, los residuos, el transporte y mucho más.

Los retos incluyen tareas como apagar las luces cuando no las necesites, ya que si apagas cinco lámparas en los pasillos y habitaciones de tu casa, puedes evitar 400 kilogramos de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Comprar alimentos cultivados localmente; entre más cerca se produzcan los alimentos del lugar de residencia, menos emisiones de CO2 por transporte se generan.

Elige opciones de transporte sostenible como caminar, la bicicleta o el transporte público; las emisiones de gases de efecto invernadero en cada kilómetro recorrido son 0 gramos de CO2 equivalentes en bici o a pie; 50 en autobús, tren, tranvía o metro, y 200 en coche con un solo ocupante.

Cambia las lámparas a bombillas LED puede ahorrar el 90 por ciento del gasto en electricidad; desconecta el computador, los televisores y otros dispositivos electrónicos cuando no estén en uso.

Evita los alimentos procesados, compra más verduras, frutas y granos; composta los residuos orgánicos y residuos de jardín. El 40 por ciento del volumen y peso de los residuos que se llevan a los vertederos e incineradoras son de materia orgánica.

Lleva tu agua en una botella re utilizable; el mundo compra un millón de botellas de plástico por minuto que acaban en vertederos o en el mar.

Evita el automóvil, y si usas uno, intenta compartirlo u optar por uno de bajo consumo y usa un combustible tan eficiente como sea posible.

Planta un árbol, porque se estima que un individuo de unos 20 años absorbe en un año el CO2 emitido por un vehículo que recorre de 10 mil a 20 mil kilómetros.

Lava la ropa con agua fría, porque el 80 por ciento de la energía que consume una lavadora se emplea en calentar el agua; las secadoras de ropa consumen mucha energía. Cuando puedas, elige secar la ropa naturalmente. Cada uso de la secadora emite tres kilogramos de CO2 a la atmósfera.

Al menos una vez a la semana evita comer carne durante un día entero. De todas las emisiones de gases de efecto invernadero, casi el 15 por ciento procede de la ganadería, disminuir tu consumo de carne disminuye tu impacto. Lleva tu propia bolsa de tela al mercado, porque una bolsa plástica dura 55 años en degradarse.

Medir tu huella de carbono puede ayudar a darte cuenta dónde puedes mejorar tus hábitos para reducir el impacto de tus actividades en el ambiente. Lleva tu propia taza para comprar café y evitarás generar más desechos.

Vuélvete un líder climático; vincúlate como voluntario de alguna organización cercana que luche contra el cambio climático.

Rechaza el uso de popotes, ya que tardan entre 200 y mil años para degradarse.

Publica una foto tuya con tu reto favorito y “# 30 días para el clima” en las redes sociales.

Intenta ser vegetariano por una semana: 50 cebollas producen un kilogramo de gas de efecto invernadero, pero 44 gramos de carne producen la misma cantidad.

Sé un consumidor responsable: haz una lista de las 10 marcas que más consumes y verifica si son lo suficientemente sostenibles, si no elige otras opciones.

¡Recibe más noticias de Nayarit!

Suscríbete y recibe en tu correo todos nuestros artículos.

Estoy de acuerdo en proveer mi nombre y correo a MailChimp ( más información )

Puedes anular tu suscripción cuando tu lo desees.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here