El xoloitzcuintle es un canino ancestral con más de 7 mil años sobre la tierra, endémico de México y Centroamérica que convivía con antiguos mexicanos de diversas culturas como compañero incondicional de su propietario incluso después de la muerte.

Se creía que estos perros acompañaban a sus dueños a transitar el camino hacia el Mictlán que era el inframundo o el sitio de eterno descanso y servía de ofrenda funeraria a sus muertos.

El término xoloitzcuintle se origina del náhuatl Xólotl, extraño, deforme, extraño, esclavo y de la palabra itzcuintli que significa perro.

Según expertos esta raza canina tiene más de 7 mil años de antigüedad, lo que la hace ser la más antaña del mundo. Otros investigadores creen que ya se había domesticado hace más de 5 mil 500 años, en América este perro era mucho más que un simple animal.

Sus particularidades como la falta de pelo y la pérdida temprana de sus dientes lo hacen único. Tras la revolución mexicana la imagen del xoloitzcuintle fue adoptada por artistas como Frida Kahlo, Diego Rivera, Rufo Tamayo y Raúl Anguiano.

3 COMENTARIOS

Responder a Sandra Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here