En uno de nuestros incontables viajes nos dirigimos hacia el norte del municipio cabecera de nuestro bello estado, Nayarit. Y es que existen una infinidad de destinos que muchos no conocemos, ¿así que porque no conocerlos antes de viajar por el resto de México?

¿Cómo llegar?

Si te gusta la mochileada, Estación Roseta y su comunidad cercana La Esperanza te van a interesar. Está exactamente a una hora del centro de la capital, de la cual aproximadamente 20 minutos son de terracería. Una idea genial que te podemos dar es trasladarte en automóvil al poblado de Jesus María Cortés y de ahí partir en bicicleta al pueblo.

Si por cualquier razón quieres ahorrar tus energías y llegar directo a la estación en coche, te recomendamos cualquier camioneta o pick-up alta, en temporada de lluvias incluso 4×4, ya que si bien no es mucha distancia de terracería, el terreno es impredecible y escabroso.

¿Qué hacer?

Puente ferroviario – Río “Santa Rosa” — Foto: Eduardo Roc López

Al arribar a Estación Roseta, pasarás por las pocas viviendas que aún están habitadas. En total son unas 30 personas las que viven esparcidas por la zona, aunque sorprendentemente todas cuentan con electricidad, y el 80% con agua corriente.

Existen dos opciones para empezar a explorar la zona, dirígete hacia el oeste por las vías del ferrocarril y encontrarás un puente ferroviario de más de 25 metros de alto. Aquí podrás disfrutar de una vista increíble, los cerros y el río que corre debajo, ¿si vas nos cuentas de cuál se trata?

Después de que tomes muchas fotos, podrás conocer las ruinas de lo que en algún momento fue una estación de ferrocarril altamente productiva. Al centro del poblado se encuentra una mesa giratoria para las locomotoras, que hasta donde sabemos fue la única en su tipo en Nayarit.

Mesa giratoria del ferrocarril – Foto: Eduardo Roc López

La estación, construida en el estilo de muchas otras en la región, como Estación Mango (Atonalisco) y Estación Aguirre (Francisco I. Madero, Puga). Albergaba una bodega, sala de espera, caja de venta de boletos, andén doble y una que otra curiosidad más. Les compartimos esta foto de nuestra visita, ¿nos envían la suya cuando vayan?

En los alrededores encontrarás más infraestructura ferroviaria como vías de servicio, torre de agua, cobertizos y muchas cosas más. Al sur podrás el puente peatonal que te llevará al otro lado del río, donde encontrarás más edificios y casas, aunque no pasamos demasiado tiempo en este lugar.

¿Te animas a aventurarte a este lugar? Las fotos que te llevarás de Estación Roseta serán impresionantes y sin duda una experiencia única que se encuentra relativamente cerca y al alcance de ti.

2 COMENTARIOS

  1. Viví en Roseta hace más de 20 años cuando mi papá era jefe de estación para el ferrocarril y fue asignado a ese pueblito por unos meses. Es sorprendente ver cómo se ve ahora pero entiendo porque de por si ya era un pueblito muy pequeño en ese entonces. Tuve el privilegio de asistir a la escuela que había allí, cuando estaba en primero. Era simplemente un salón grande con 6 hileras. Una hilera era de primero, la otra de segundo, la otra de tercero, y así hasta llegar al sexto. El
    mismo maestro daba clases a todos, mientras daba asignaciones a un grado y los ponía a trabajar, entonces explicaba al siguiente grado. Y así por el estilo. Desearía poder ver más fotos! Son lindos recuerdos. Mi papá también trabajo un tiempo en la estación de Mangos. Me recuerdo que tenía que caminar desde la estación hasta la escuela que está en Atonalisco. Son muy lindos recuerdos. Ahora toda mi familia vive en Estados Unidos pero guardo en mi mente. con mucho cariño, los recuerdos de esos lugares. Espero que pueda conseguir más fotos de estos lugares si están disponibles. Muchas gracias por crear la página. ¡Es hermosa!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here