La guanábana conocida científicamente como Annona muricata es una especie tropical cuyo fruto  es originario de Sudamérica y contiene numerosas propiedades saludables. Su árbol puede llegar a medir hasta 10 metros de altura y produce una fruta color verde oscura.

Es muy empleada en la elaboración de zumos e infusiones y su aprovechamiento también incluye las hojas de sus árboles, usadas como tratamientos caseros. Para que goces de los beneficios de esta deliciosa fruta te enseñamos cómo prepararla en una riquísima agua fresca, necesitarás lo siguiente:

Ingredientes:

*1 guanábana madura

*1/2 taza de leche avena

*1/2 litro de agua

*Hielo picado

*Azúcar al gusto

¡Prepárala fácilmente siguiendo estos pocos pasos!

1.-Corta la guanábana por la mita y separa la pulpa de la cáscara ayudándote con un cuchillo o una cuchara. Retira las semillas que contiene en su interior y déjala completamente blanca.

2.-Una vez que la guanábana está lista, coloca su pulpa en la licuadora y procesa durante unos segundos para obtener todo su jugo natural.

3.- Agrega junto al jugo la leche de avena y el agua, vuelve a procesar para que se integren todos los ingredientes. Puedes utilizar también leche de soya o almendras.

4.-Añade la cantidad de azúcar a tu gusto, según si deseas que el agua de guanábana quede más o menos dulce. Otra opción es agregar una cucharada pequeña de miel en lugar de azúcar o utilizar algún edulcorante.

5.- Para finalizar verter el agua de guanábana en una jarra, añadir hielo y listo podrás disfrutar de los beneficios de esta fruta  siempre que quieras

 

1 COMENTARIO

Responder a Daniel Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here